RT Myriad - шаблон joomla Joomla
esenfrde

Durante el estío, en el extremo norte de la Vía Láctea parece haber una firma en el cielo, una “W” mal dibujada. A esta rúbrica los Griegos la llamaron Cassiopea. Desde ahí hasta Perseo, solo un paso más aún hacia el norte, nuestra Galaxia parece concluir su recorrido por el cielo. Lejos, a nuestras espaldas, quedó su concurrido centro.

 

Dibujo realizado en Calar Alto a ojo desnudo en 2010

 

Nuestra Galaxia parece concluir su recorrido por los cielos en este punto, en las cercanías de la estrella polar. Da la impresión de ser el rabo de una piel de un felino desollada. Nuestra Galaxia parece concluir su exhibición de cúmulos y nebulosas en este punto. Y parece que nos invita a adentrarnos en otro nuevo mundo, el de las galaxias. Nos deja de la mano de la hermana mayor de la Vía Láctea, la gran galaxia de Andrómeda y otra menor, la galaxia del Triángulo. Es todo un regalo para la vista, una joya latente que sin embargo, no han visto la mayoría de los mortales modernos. Éstos son capaces de hacer cola durante horas para asistir a un estadio de fútbol, y sin embargo ignorar la existencia de nuestra galaxia vecina, visible a simple vista, y tan majestuosa con unos simples prismáticos. Esto parece casi un pecado.

 

 

 

Desplaza el puntero por el dibujo para ver vínculos