RT Myriad - шаблон joomla Joomla
esenfrde

Es la nebulosa oscura más grande que puedes observar a simple vista. Está muy cerca del Centro Galáctico, lo que sin duda enriquece enormemente el conjunto visual de este área tan extraordinaria

 

 

Observación y morfología (a ojo desnudo y prismáticos)

Visto a ojo desnudo y dentro de la región que ocupa en nuestro cielo, la Nebulosa de La Pipa nos muestra un formidable equilibrio de masas por contraste con M24 y resto de objetos Messier situados al Este (ver centro galáctico), parece como si hubiese sido colocada allí con esa intención. Con un poco de imaginación podemos ver la forma que le da nombre. Muy recomendable su observación con prismáticos o con el buscador del telescopio. Vigilad, si es posible que no haya ciudades en dirección sur ya que en nuestras latitudes no supera los 30 grados sobre el horizonte, por lo que es muy sensible a la contaminación lumínica, generada por la pésima gestión en materia energética de nuestras ciudades, borrando del cielo el brillo de nuestras estrellas. Y si no hay fondo estrellado no hay contraste, por lo que anula la visión de las nebulosas oscuras en general. Esta es la razón por la cual necesitamos telescopios de gran abertura, también para las nebulosas oscuras, aunque esto pueda parecer en principio una contradicción. Esto se demuestra de manera más evidente en la nebulosa de la Cabeza de Caballo en Orión, a donde apuntan muchos aficionados sus telescopios. Barren este área de lado a lado creyendo que no la encuentran cuando en realidad están pasando por encima de ella. La verdad es que simplemente es invisible para muchos telescopios -ojo, no la Nebulosa de la Cabeza de Caballo, sino la nebulosa IC434 que recorta su silueta desde el fondo- y que necesitaremos pericia, filtros y un caudal enorme de concentración para verla.

 

La Nebulosa de la Pipa tiene claramente dos partes. Por una parte, tenemos la boquilla o cánula (B65,B67 y B59)  y por otra la Cazoleta y el humo (B78)

La Vía Láctea es su telón de fondo, aunque también esto parece una contradicción, ya que estando delante, parece realmente una cueva que perforara el brazo de la galaxia hasta atravesarla. Solo media docena de modestas estrellas se atreven a desafiar su negrura, destacando con timidez su brillo ante la Pipa. Pasa lo mismo con la cercana y modesta B92  que podemos visitar para hacer buenas comparaciones.