RT Myriad - шаблон joomla Joomla
esenfrde

La nebulosa NGC 2237 con su cúmulo abierto NGC2244 parece un nido de pájaros con media docena de huevos blanco-azulados. Estrellas, que debido a su viento estelar, son las causantes del vacío concéntrico que desde su interior se abre camino hacia las afueras. Esto provoca oleadas de gas, que ya van por unos 130 años luz de diámetro y que por su aspecto, como es norma habitual, se le ha dado el nombre de Roseta.

 

 

Observación y morfología

El área es bastante grande, bañada por una luz suave, tenue y lechosa. Nunca apreciaremos bien su morfología si no atendemos bien a los huecos que la habitan y que dan su forma tan característica de pétalos de rosa. Los huecos que se marcan entre esos pétalos son los que no debemos obviar dejando el papel blanco en esa zona. Junto a un cuarteto de estrellas, el más destacado del cúmulo, veremosun hueco. Se trata de una nebulosa oscura, la cual se capta muy bien en las fotografías de larga exposición.

 

NGC 2237 o Nebulosa Roseta es muy grande, tanto que puede que estés dentro y buscándola a la vez sin percatarte de que ya estás en ella. Por esta razón debes actuar cambiando alternativamente de aumentos, de muchos a pocos sucesivamente, si no, podrías acabar en otra constelación. El cúmulo abierto te ayudará a orientarte por que te servirá como clara referencia. El uso del OIII es imprescindible a pesar del consiguiente sacrificio de numerosas estrellas que adornan todo el conjunto, las cuales podrán parecer gotitas de rocío sobre los pétalos de la rosa.

 

 

Dibujo

Dificultad: alta

Tiempo estimado: 60 minutos

Formato: mediano

Soporte: papel duro

Técnica: grafito aplicado con pinceles

 

La magia de este objeto se manifiesta en el momento en que invertimos el dibujo. Antes de esto, mientras trabajamos en una oscuridad casi absoluta con tenues manchas en espacios vacíos, no tendremos conciencia de estar marcando los pétalos de una rosa.

No perdamos de vista el cúmulo para saber donde nos hayamos.

Dibujando un área tan grande, casi invisible, es fácil caer en el desánimo sobre todo si la temperatura está a varios grados por debajo del cero. Te recuerdo que Monoceros es una constelación invernal.

No dudes de que será después de la inversión, cuando sintamos el regocijo de haber podido captar la morfología de pétalos concéntricos que la ha hecho tan famosa... y hermosa.

 

La obra de gran formato de Cy Twombly ilustra brutalmente el delicado esquema de una rosa vista de frente, casi idéntica a nuestra Roseta.